Aquesta setmana a Opinió la Rosa del Amo ens parla de: “El lamentable circo que ha montado el gobierno de la CUP”

0
754
Durante la última semana Badalona ha sido la triste protagonista de la actualidad nacional. Y es que el gobierno de la CUP ha decidido montar un circo lamentable utilizando las instituciones municipales de una forma partidista vergonzosa y nunca antes vista en la historia de este Ayuntamiento.
Tristes y famosas son ya las imágenes en las que el tercer teniente de alcalde, cual justiciero de tercera categoría, se erige en portavoz de un gobierno de seis concejales cuya capitana general se encontraba en Colombia, a miles de quilómetros en plena promoción personal. Bajo un contundente “hemos decidido”, el teniente de alcalde rompe en nombre del gobierno municipal la resolución judicial que les impedía abrir las puertas del Ayuntamiento durante el 12 de octubre, día de la Fiesta Nacional. A partir de ahí, un teatrillo de unas horas en las que los seis concejales se dedicaron a recibir a amigos, familiares y conocidos haciendo ver que atendían a millares de ciudadanos.
A los concejales que estaban a su lado les cambió la cara al empezar a prever las consecuencias que este acto podría llegar a tener en el futuro. Y, efectivamente, ya las ha empezado a tener: en unos días todos ellos tendrán que volver a pasar por el juzgado, esta vez en calidad de imputados, para dar las explicaciones oportunas. De momento, las cuatros asociaciones profesionales de jueces ya se han pronunciado y han recordado a los concejales que, afortunadamente, nadie está por encima de la ley.
Por lo tanto, este circo montado con actores o justicieros de tercera nos está saliendo muy caro como ciudad. El descrédito y la vergüenza que nos están haciendo pasar tiene que acabar. La justicia ya ha iniciado el proceso para que eso ocurra, ahora solo falta que, por vergüenza, los que nos han llevado a esta situación también asuman responsabilidades políticas.
 
Rosa del Amo
@rosadelamo

FER UN COMENTARI

Introduïu el vostre comentari
Introduïu aquí el vostre nom